¡10 Maneras Fáciles para Mejorar su Salud Mental!

Por Juan Carlos Dumas, L.M.H.C.*

Dicho sencillamente, Salud Mental es:

Ser capaz de tener una autoimagen y autoestima positivas y balanceadas, conductas adecuadas e interacciones apropriadas con los demás; estar satisfecho, feliz, apreciativo, calmado, y optimista la mayoría de las veces, y vivir una vida productiva y saludable en compañía de nuestras familias, amigos, compañeros de trabajo y la comunidad en general.

Aquí están 10 formas de lograrlo: 

1. HAGA EJERCICIO: 

Está probado clínicamente que cuando hacemos ejercicio nuestros cuerpos reaccionan produciendo una cantidad de sustancias saludables y tonificantes que mejoran nuestro sistema inmune (el que nos proteje de enfermedades) y nuestro sentido de bienestar. Hacer ejercicio no solo es ir a un gimnasio, sino también: jugar y correr en el parque, hacer jardinería o construcción, realizar caminatas, andar en bicicleta, nadar, patinar, etc.

2. GOBIERNE SU MENTE: 

¿Quién gobierna su mente si no es usted? Si Ud. permite que ideas negativas, estresantes o deprimentes “manejen” su mente, desarrollará así sentimientos negativos, deprimentes o angustiantes. Si por el contrario Ud. enfoca su atención en cosas positivas y auspiciosas logrará un mejor estado de ánimo y sentimientos positivos. 

3. RODEESE DE INFLUENCIAS POSITIVAS: 

A menudo, y sin darnos cuenta, nos rodeamos de noticias negativas de los periódicos, el Internet y la televisión, de personas que constantemente buscan y hablan acerca de temas negativos, y aún de nuestras propias impresiones negativas acerca de la vida y el convivir. Cuando hacemos lo contrario y buscamos informaciones positivas, temas y personas positivas en nuestra vida cotidiana, nuestro ánimo es más balanceado y orientado a la salud. 

4. RECE Y MEDITE:

Desde hace mucho tiempo los psicólogos, terapeutas y médicos se han dado cuenta del tremendo impacto que tienen la oración y la meditación en nuestra salud y bienestar, independientemente de cuál sea el culto o la práctica meditativa que se use. Como en el ejercicio, ambas mejoran el funcionamiento del cuerpo y la mente, el sistema inmune, reducen tensiones y promueven una vision más saludable de la vida. 

5. SUPERE PENSAMIENTOS IRRACIONALES: 

En muchas ocasiones, nuestro sufrimiento psicológico deriva de creencias, ideas o expectativas irracionales –por ejemplo, que “todos tienen que quererme”, “yo no puedo equivocarme o fallar”, “todo siempre tiene que estar bien” o “todo tiene que salir como yo quiero.” Estos pensamientos y expectativas NO son razonables, porque somos seres humanos que cometemos errores y fallamos o no acabamos de cumplir nuestros objetivos, y porque siempre habrá personas que nos aprecian y otras que no. 

6. APARTESE DEL ENOJO:

Hay muchos motivos por los que la gente siente enojo o rabia contra otras personas o situaciones de conflicto. Sin embargo, cuanto más permitimos que los pensamientos y sentimientos de enojo invadan nuestra mente, más tiempo llevará sobreponerlos y más consecuencias habrá a nivel físico y emocional por acarrear enojos, como problemas físicos (dolores de cabeza, pecho y estómago, alta presión) y emocionales (irritabilidad, aislamiento, agresividad, depresión).  

7. AME: 

El amor es el sentimiento de renovación más alto. Cuando amamos a nuestra familia, a nuestros amigos y compañeros de trabajo, a nuestra pareja y a nosotros mismos, liberamos potentes “medicinas” hormonales alojadas en nuestro cerebro y que viajan a cada célula del cuerpo generando una sensación de felicidad y bienestar, reduciendo las molestias físicas y emocionales, y mejorando nuestra socialización y comunicación con el resto del mundo.

8. TRATE DE REDUCIR CONFLICTOS:

Desafortunadamente, aumentar conflictos en vez de reducirlos se ha convertido en algo extremadamente popular. Los “Reality shows”, las novelas y las “cortes de TV” hacen dinero incitando a la audiencia con los escenarios y sentimientos más bajos y tóxicos posibles, reflejando miserias humanas como en un patético Circo. Como solemos imitar lo que vemos a menudo en TV y alrededor nuestro, la exageración, las situaciones dramáticas y el incrementar conflictos son una epidemia nacional. Trate de des-dramatizar situaciones, reducir los problemas y evitar esta mentalidad catastrófica y busca-conflictos. 

9. MANTENGASE SALUDABLE: 

Cuando los griegos de la Antigüedad decían: ‘Una mente sana en un cuerpo sano’ tenían toda la razón. Porque nuestras personalidades son una mezcla de sistemas bio-psíquicos, el mantener la salud física tiene un impacto directo en la psicología de la mente, en nuestros sentimientos y estados de ánimo. Las visitas regulares al médico, una dieta sana, evitar el excesivo uso de alcohol, el uso de drogas y tabaco, todo ayuda a mantener su estado físico y el bienestar de su mente.

10. CONSULTE CON UN PROFESIONAL:

Los profesionales en Salud Mental (consejeros, psicólogos, trabajadores sociales, psiquiatras) están entrenados para ayudar a individuos, parejas y familias con sus preguntas, conflictos y problemas sean ellos personales, interpersonales, matrimoniales, o familiares. Así como buscamos la asistencia de un dentista para chequeos y limpiezas periódicas o cuando tenemos caries o dolores, el profesional en salud mental evalúa, diagnostica, aconseja y trata condiciones psicológicas y emocionales con total confidencialidad y ciudado. No dude en buscar ayuda profesional en temas relacionados con usted, su pareja o esposo, su niño o su familia en general. 

*Juan Carlos Dumas es psicoterapeuta, escritor y profesor universitario de la Long Island University. Consultor en Salud Mental para la Secretaría de Salud y Servicios Humanos, preside el Comité de Asesoramiento en Salud de North Manhattan y el Centro Hispano de Salud Mental en Queens, New York.